Quiénes somos y
cómo hemos llegado hasta aquí

Nuestra motivación

¿Porqué comenzar un proyecto empresarial, cuando ya existen cientos de competidores?

Antes de ser siquiera una empresa constructora mirábamos cómo se construían las casas unifamiliares: básicamente como se había hecho siempre… no había ninguna clase de interés en aplicar elementos que permitieran una mejora en cualquier área de la vivienda.

En aquel momento, incluso hablar de algo tan simple como el suelo radiante, era casi un imposible. Ni qué decir sobre métodos de construcción rápidos o hablar sobre cómo conseguir una casa energéticamente eficiente. No existían siquiera empresas que tuvieran un mínimo de experiencia.

Desde entonces algunas cosas han cambiado. Ahora es más normal ver algunas construcciones realizadas en madera, con carpintería de armado in-situ o con paneles industrializados (es decir, fabricados en una planta, pero específicamente para una obra concreta).

Nuestro punto de vista es que las viviendas, todas ellas, pero en particular las unifamiliares, deben ser energéticamente eficientes desde su diseño. Esto para nosotros implicaba analizar el costo en energía, en CO2, en agua, etc. que tenía cada uno de los materiales que se usaban en una casa. Al valor obtenido le añadíamos los costos de reciclaje al final de la vida útil estimada para cada material, y esto nos daba un valor en kilovatios que debíamos contrarrestar con la energía producida en la ubicación de la vivienda.

Cuando la energía producida día a día, descontada la que se usa para vivir en ella, alcanzaba el valor de la consumida para construirla, entendíamos que habíamos logrado lo impensable: una casa cuyo impacto en el planeta era cero.

Nuestro problema en aquel momento era que habían falta decenas de años para llegar a ese punto cero. Hoy los panales fotovoltaicos, la energía eólica, los avances en aislamientos reciclables, … y en general todo, ha avanzado. Seleccionando materiales apropiados y produciendo más energía que la consumida por la casa, somos capaces de en bastante menos de 10 años llegar  a ese deseado punto cero.

Cuando esto fue posible, sin que las casas se convirtieran en impagables, nos decidimos a comenzar con la empresa que hoy somos.

El equipo

La empresa y sus componentes

Somos un equipo de personas comprometidas con la calidad y con el medio ambiente, un equipo multidisciplinar cuyas capacidades se complementan. Cada uno de nosotros se especializa en un área de conocimientos, unos se dedican al diseño funcional, al diseño estructural, otros al cálculo de estructuras o al diseño de los sistemas de domótica de la casa.

Nuestros intereses nos llevan a diseñar viviendas con una alta eficiencia, con unos niveles de aislamiento cercanos al PassivHaus, pero sin llegar a ellos ya que confiamos en la generación de electricidad de forma local para hacer funcionar los sistemas de calefacción por suelo radiante/refrescante, los de circulación del aire y recuperación de energía, así como los de aire acondicionado si fueran necesarios, además de la iluminación y equipamiento general de la vivienda.

Trabajamos en contacto estrecho con el promotor y su arquitecto, proporcionándole a éste último todos los documentos técnicos necesarios para la obtención de la licencia de obra.

A partir de ese punto el promotor puede decidir cuál es el nivel de implicación de nuestra empresa en la ejecución material de su proyecto. Podemos quedarnos en el proyecto, o llevarlo hasta la entrega de las llaves, incluyendo la decoración y los muebles a medida, o en cualquier momento intermedio.

Nosotros no hacemos directamente todos los trabajos necesarios para hacer realidad tu proyecto, no tenemos esa capacidad, por lo que contratamos otras empresas de la zona en la que esté ubicada la vivienda para determinadas labores, con las que nos coordinamos, controlando y evaluando la calidad de su trabajo para que se ajuste a las calidades contratadas.